Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

¡Cocina junto a los niños!

¿Sabías que los niños que se involucran en la preparación de alimentos comen más alimentos saludables? Las investigaciones muestran que cocinar con niños es beneficioso de muchas maneras diferentes. Aquí hay 7 ideas:

1. No te estreses por el desorden.
Trata de no preocuparte por el desorden que los niños harán al divertirse en la cocina. Déjalos ser creativos. También pueden ser parte del equipo de limpieza cuando todo haya terminado.

2. Anima su imaginación
Anima a tus hijos a ser imaginativos en la cocina. Dales libertad al decorar sus galletas, o desafíalos a crear una ensalada de frutas en forma de arcoíris o animales de vegetales.
Podrías dejar que los niños cocinen con amigos y convertirlo en un concurso para ver quién puede crear el mejor diseño. Pero recuerde, ¡todos son ganadores ya que todos pueden disfrutar de un delicioso premio!

3. Construye habilidades para la vida
Cocinar con niños puede ser una gran oportunidad para enseñar habilidades importantes para la vida.
Puedes hablar de matemáticas y fracciones al medir ingredientes o cortar una pizza en trozos. También puedes ayudarlos a comprender más sobre higiene y seguridad alimentaria mientras se lava las manos y prepara su espacio de trabajo, o hablar sobre una alimentación saludable mientras prepara y sirve su comida.

4.  Aprovecha la pastelería casera
La cocina es un excelente lugar para pasar más tiempo con tus hijos y no se requieren equipos sofisticados ni membresías costosas.
Hornear galletas con niños puede volver una tarde normal en una extraordinaria. Compartir tiempo juntos mientras se crean deliciosas golosinas seguramente creará recuerdos que durarán toda la vida.

5. Hagan planes de comida juntos
La planificación de comidas con sus hijos es tiempo de calidad que pasan juntos. Les mostrará la importancia de llevar una dieta equilibrada – integrando muchos granos integrales, fibra y verduras, por ejemplo - ¡potenciará su interés en la comida y los alentará a ayudarlo a ser creativo en la cocina!

6. Mantén a los niños involucrados
Los niños tienden a comer más alimentos saludables en su plato cuando ayudan a prepararlo.
Hay muchas tareas con las que tus hijos pueden ayudar. Lavar, rallar o macerar son actividades divertidas para los niños. ¡No olvides el lavado también!

7. Crea arte comestible
Haz que la alimentación saludable sea divertida para los niños al ser creativos a la hora de comer.
Presentar los alimentos en forma de una imagen o un patrón simple, o decorar el borde del plato, puede hacerlo más emocionante y atractivo para los niños. ¡Los animales y las caras siempre son populares y el brócoli y la coliflor son excelentes árboles! ¿O por qué no dejar que los niños corten pimientos y pepinos con moldes para galletas, en formas interesantes como corazones, estrellas y diamantes?