Tips de nutrición y salud

La leche materna es el mejor y único alimento para los bebés, la misma que debe consumirse de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad y debe continuar hasta por lo menos los dos años. Pero a partir de los 6 meses él bebe ya está en capacidad de empezar la alimentación complementaria introduciendo y conociendo nuevos alimentos (al principio la consistencia debe ser como un puré, a partir de los 9 meses debe ser triturada y cuando esté por encima del año debe comer de la olla familiar).

Estos alimentos nuevos deben ser dados de manera progresiva, es decir, se debe dar un alimento nuevo por vez e ir agregando diversos tipos para variar y complementar su alimentación (introducir alimentos de acuerdo a las necesidades del bebé para asegurar su óptimo crecimiento y desarrollo). Por ejemplo a partir de los 6 meses los bebes necesitan más hierro y por ello deben consumir alimentos de origen animal como carnes, hígado de pollo, sangrecita. Comienza con purés de papas con verduras (agrega progresivamente zapallo, zanahoria por ejemplo). Al puré de verduras le puedes agregar pollo, carne o sangrecita. Recuerda no hacer combinaciones, elige solo una de ellas y agrégalas al puré de verduras.  A partir de los 8 meses puedes incluir en sus papillas yema de huevo, pescado y menestras (lentejitas por ejemplo). Se recomienda agregar a los purés una cucharadita de aceite vegetal (para que tenga más energía la preparación). Las frutas también se recomiendan en la alimentación complementaria.  La manzana, la pera, el durazno y el plátano son las más utilizadas por ser suaves y fáciles de digerir (además contienen vitaminas y minerales necesarias para complementar a la leche materna y así lograr una correcta nutrición del bebé). Finalmente no añadas sal o azúcar a las papillas, esta etapa de tu bebe es para que aprenda sabores, texturas y no el tiempo para iniciar con sopas o calditos.

< Volver