Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La Búsqueda de Mejores Insumos

Walter WustFoto: Walter Wust

Leche de la siempre verde campiña de Cajamarca; lúcuma de los cálidos valles de la costa norte; tomates fresquísimos del desierto iqueño; café y cacao de la húmeda y exuberante selva de montaña; cereales que se cosechan con amor en las alturas de los Andes. Detrás de los productos que elabora Nestlé hay una larga búsqueda de insumos de alta calidad en de todo el territorio peruano.

La política empresarial de Nestlé busca constantemente el desarrollo sostenible en el campo, con el objetivo de lograr sinergias con los proveedores que puedan ofrecer materias primas cada vez mejores. Bajo los principios establecidos en su Código de proveedores, busca colaborar con estos, sean empresas o personas, a través de transferencia de tecnología, capacitaciones o visitas técnicas. Otro círculo virtuoso en el que solo hay ganadores.

Como parte de su política empresarial, Nestlé no adquiere materias primas de organizaciones que promuevan la explotación, el trabajo infantil, la discriminación, la violencia o las malas prácticas ambientales.

La relación con los proveedores de materias primas agrícolas es muy cercana. Se realizan auditorias de calidad de productos y de recursos humanos, generando una interacción, además de buscar un negocio rentable y económico, que permite a los proveedores crecer y desarrollarse junto a Nestlé.

El caso de Cajamarca es emblemático, gracias al trabajo de Nestlé la región se ha convertido en uno de los principales centros lecheros del país. Allí se ha desarrollado un intenso esfuerzo de fomento ganadero cuyos frutos pueden observarse hoy en cada una de las rutas de recolección. Mejores pastos, ganado en óptimas condiciones y producción en franco aumento son un ejemplo de una relación consolidada a través de casi siete décadas de esfuerzo conjunto.

Pero además de leche, Nestlé adquiere en el Perú muchos otros productos. Por ejemplo, el café con el que se fabrica Nescafé Tradición y Nescafé Kirma es 100% peruano, obtenido en la provincia de Jaén, en Cajamarca, y en el valle de Chanchamayo, en Junín, dos de las principales zonas productoras del país. Aunque las compras de café se realizan a través de un solo proveedor, en la práctica se beneficia a más de doscientos agricultores de la selva alta, quienes proveen cerca de dos mil toneladas anuales con las que se elaboran dos de las marcas más emblemáticas de la compañía y de mayor preferencia de todos los peruanos.

De la misma forma, el cacao con el que se fabrican los chocolates Sublime y los helados D’Onofrio es adquirido a través de uno de los principales proveedores del país en la región del VRAE, en los departamentos de Ayacucho, Cusco y Junín. Así, de forma indirecta la empresa colabora con el desarrollo de una zona con mucho potencial de crecimiento, cuya producción de cacao ha sido destacada con el primer premio en el último concurso nacional, organizado por la Asociación Nacional de Productores del Cacao (APPCacao).