Cereales Andinos: La revolución que se viene

Foto: Walter Wust

El Perú es uno de los países con mayor diversidad biológica del planeta, así como un crisol de razas y culturas de origen muy remoto, cuyos ancestros supieron aprovechar los frutos que la tierra les ofrecía en beneficio de los suyos.

Es la cuna de la papa y el tomate, del maíz y el ají, todos cultivos que se han instalado en la mesa diaria de casi todos los habitantes del planeta. De esta misma forma, es el centro de domesticación de diversos cereales andinos, como la quinua, la cañihua y el amaranto, cuyos altos contenidos nutricionales han sido reconocidos a nivel mundial, pero su consumo ha estado restringido a los que aún los siembran y a unos pocos conocedores.

Reconociendo su alto valor nutricional, Nestlé ha desarrollado diversos productos enriquecidos con cereales andinos que difunde de forma masiva, para revalorar los recursos naturales nativos del Perú. Al unir la riqueza nutricional de estos productos con el potencial de marcas como Maggi, Nesquik y Nestum, Nestlé está logrando que los cereales andinos lleguen a más hogares.

Bien se dice que la naturaleza sabe lo que hace. Nestlé ha recogido con dedicación este principio para llevar a las amas de casa lo mejor del Perú a través de marcas de confianza.